12 de junio de 2012

{22.52} con Valentina: jugando

Soy la menor de cuatro hermanas. Todas chicas. Pero en realidad yo fui hija única... de cuatro madres. Mis hermanas son mucho más mayores que yo (me llevo 14 años con la siguiente!), así que soy casi de otra generación. Cuando era pequeña, recuerdo que siempre todos los "mayores", mis hermanas incluidas estaban siempre muy ocupados. Y cuando le pedía a alguien que jugara conmigo, la respuesta solía ser que no podían (y es verdad, no podían) Todavía hoy... muuuchos años después, recuerdo que en aquellos momentos siempre me hacía un juramento: "Cuando sea mayor y tenga hijos NUNCA les voy a decir que NO cuando quieran jugar conmigo" En cuanto se me pasaba el momento "chasco" sabía que tocaba sacarme otro As de la manga e inventar un juego nuevo (estoy intentando hacer memoria de las cosas a las que solía jugar... y ahora mismo recuerdo entre otras mil las casitas que me construía con paraguas abiertos... creo que hasta tengo una foto! Otro día vengo a contároslo) 

El caso es que ahora llegó el momento... y la mamá soy yo. Y tengo muy presente esa promesa que me hice!!! Y si... es verdad, en alguna ocasión no puedo... pero desde luego... intento que esas ocasiones sean contadas! Evidentemente ahora estoy en una situación personal y laboral que me lo permite porque he decidido pedir unos meses de excedencia para dedicarme un poco más casi por entero a la crianza de mis hijas. Soy muy consciente de lo afortunada que soy por poder permitirme este lujo (que si mamá, se la suerte que tengo) Y aunque me gusta (y necesito) mi trabajo ahora creo que esto es lo mejor, porque estos años no vuelven. Y yo no quiero perdérmelos.

Así que disfruto acompañando a Valentina en sus juegos (Amanda empieza, pero todavía es chiquita). Y si, siempre que puedo les digo SI. Algunos estaréis pensando que lo mismo malcrío a mis hijas porque no siempre podré estar ahí. Lo se. He pensado sobre ello. Pero no creo que sea así. Hay muchos NOs que no me queda más remedio que decirles. El día está lleno de NOs en esta etapa de aprendizaje, cosas que no se deben hacer porque están mal o son peligrosas... etc. Vamos, hay suficientes momentos en los que hay que poner ese límite. Por eso creo que añadir algún "NO" gratuito "para que aprendan que no siempre se puede"... pues me parece innecesario. (Como lo de no la voy a coger en brazos porque se acostumbra y luego, cuando no puedas, va a llorar y toda esa historia...)

Ahora bien... tengo muy presente que quiero estar ahí "acompañando", pero no impidiendo que ellas aprendan. Porque si bien disfrutamos mucho jugando juntas... lo que más me gusta del mundo mundial es ver como ella empieza también a sacarse sus "ases" de la manga. Me encanta verla jugando sola, en su mundo, inventando cosas. Y me gusta muchísimo cuando me dice "lo quiero hacer yo!"
Al principio, como mama inexperta, acudía corriendo cada vez que veía que estaba en "apuros" (me refiero a cuando intenta algo, cualquier cosa y no le sale, desde ponerse de pie agarrada a una mesa hasta pelar un plátano) pero la experiencia, y sobre todo ella misma, me han enseñado a contener ese impulso y dejarle hacer. El otro día os contaba como se frustra(ba) cuando algo no le sale. Pero también os digo que, ya desde muy pequeña, le parece muy mal que le resuelvas un problema con el que está lidiando (con eso enfurece todavía más que cuando no le sale y es cuando llora gritando "lo quería hacer yooooo!")

Así que he aprendido eso. A mantenerme a su lado pero sin intervenir cuando está "practicando". Siempre espero a que me pida ayuda, y si es así se la doy... y si puedo intento solo darle las herramientas necesarias para que resuelva el problema, en vez de resolverlo yo.
A veces esto es difícil, por las dichosas prisas, pero cuando me entra el apuro (ej. vamos a salir de casa y ella quiere ponerse sola los zapatos... y claro, tarda un rato) entonces pienso... "realmente tienes tanta prisa?" Si la respuesta es no... espero y le dejo hacer.

La sonrisa de satisfacción cuando lo consigue es todavía mucho más monumental que esas rabietas que le dan cuando no puede... así que merece la pena. Para mi esa sonrisa es el mejor regalo, y para ella seguro es mucho más, porque creo que aprende a disfrutar de las cosas que va conquistando. O al menos espero que así sea.

Hace ya semanas que jugamos con puzles de cartón... y es genial porque ahora, cuando le apetece, lo coge y puede montarlo ella sola (o casi) Y cuando pone la última pieza... ah, entonces puedo ver las cosquillas en su barriga!

20120528Val-hace-puzle010-R3-BLOG
20120528Val-hace-puzle006-R3-BLOG

Otras veces la dejo sola (como mientras escribo este post)... y ella se monta su propia película. Le ayudé a encajar las vías del tren (no es tan fácil conseguir que encajen en un circuito cerrado utilizándolas todas, a mi me costo!!!) y después ella fue a por las cajas con muñecos y animales y los colocó para que lo vieran pasar... Pso las cajas boca abajo para que fueran montañas! (yo le sugerí que entonces con las tapas podía hacer una charca para que los animales tuvieran donde beber)

20120530Val-juega-tren-ikea-mesa-salón003-R3BLOG
Esto es su planteamiento (contado por ella, no me lo invento!): La ovejita está bebiendo en la charca, la jirafa comiendo hojas de acacia, la vaca y el burro número uno comiendo hierba, el burro número dos está durmiendo. Había puesto al león junto a la vaca... y yo le comenté que si el león tenía hambre igual se comía a la vaca, porque es carnívoro... así que cogió a todos los carnívoros y los subió a la montaña para que la vaca estuviera "a salvo" jajajaja. Si, le gusta mucho jugar con animales, y aprender nombres de animales, y saber qué comen y dónde viven... tenemos muchos libros sobre esto! "El león vive en áfrica y come ñús" dice, por ejemplo. Cuando era más pequeña y se refería a si misma en tercera persona decía "Valentina vive en Galicia y come chorizo!" jajajaja (son cosas de su papá por supuesto)
Como a todos los niños le gusta disfrazarse, a veces no hacen falta grandes cosas. Se cansó de ser una niña "omnívora" y quiso convertirse en león carnívoro por un rato. Le ayudé a fabricarse unas uñas con trozos de papel y fixo... le gustó muchísimo! jajajaja Iba por toda la casa rugiendo y enseñándome las uñas! (como hace George, el hermano de Peppa pig cuando dice "Dinosaur, grrrrr!" jajajaja)

20120603Val-uñas-papel-león003-R3-BLOG

Y así pasamos la mañana.
Ojalá nunca le escuche decir que se "aburre"...  con todo lo que hay por hacer y descubrir, cómo alguien viviendo en este lado del mundo puede aburrirse???!!! y menos un niño! Ojalá sepamos mostrárselo...

Después de tanto "trabajar" con puzles y cazar por la sabana, hay que decansar...

20120531Val-zz-siesta-cojines-suelo-salón-con-rayu003-R3-BLOG
Rayu siempre está dispuesto a acompañar, desde la distancia, cuando se trata de dormir. El pobre debe sentir un alivio tremendo cuando se da cuenta de que Valentina no va a cosarle durante un ratito!

Y yo, mientras la tengo ahí al ladito, tecleo mirándola de reojo, porque no, no me canso de mirarla...

20120531Val-zz-siesta-cojines-suelo-salón-con-rayu006-R3-BLOG
Que descanses pajarito <3

20 comentarios:

  1. De verdad, Eva, no sé de dónde sacas tiempo ni fuerzas para procesar las fotos, subirlas, escribir en el blog...Con esas dos cositas en casa. Me parece admirable todo lo que haces cada día y todo lo que transmiten tus posts.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ainsssss... es que me derrito cada vez que cuentas estas historias, me encanta! ;-)
    Lo de las zarpas del leon me ha encantado, creo que ya sé que haremos esta tarde jejeje

    ResponderEliminar
  3. Estupendo, lo de la prisa antes de salir de casa me lo tengo que aprender

    ResponderEliminar
  4. qué hermoso escribís Eva ♥, me encanta! Yo también soy la menor, aunque me llevo menos años con mis hermanas (5 con la siguiente, 10 con la mayor), pero tampoco nadie quería jugar conmigo...en especial cuando tuve 8 o 10 años, que mi hermana siguiente ya estaba en la adolescencia...a veces jugaba con mi abuela a las cartas, pero en general me las arreglaba sola, creo que a esa difícil circunstancia le debo buena parte de mi imaginación, igual fue una infancia triste la mía...y todos los días me esfuerzo en llenar de alegría la vida de mis hijos

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Jo, pues yo, después de 5 años jugando me quedé sin ganas de repente, me apetecía entrar en el mundo de los adultos en vez de acompañarlas en sus juegos, y me sentía mal... pero entonces me di cuenta de que lo natural, lo que ellas prefieren en realidad es jugar con niños desde que tienen cierta edad. Muchas veces no "con" ellos, pero a su lado, imitándolos. Siempre pienso lo felices que tienen que ser los niños que corren en grupo a todos lados en las aldeas y poblados de tribus que salen por la tele... así que dejé de sentirme tan mal y lo que intento es que tengan con quien jugar, por lo menos mientras pueda :)
    Creo que nuestro instinto nos hace cubrir mucho más los primeros años y después disfrutar enseñándoles "cosas de mayores" mientras dejamos que jueguen entre los pequeños.

    En casa ahora la mayoría del tiempo juegan (y se gritan) entre ellas

    Ojalá no viviésemos tan encerrados en nuestras casas.

    ResponderEliminar
  6. Antes de nada: NADIE SE DA CUENTA DE RAYUELA?? jajajaja que bueno, esta super compenetrado en esta familia. Qué me encantas Evita! Ojalá llegara yo algún día a expresarme la mitad de bien que tu. Deberías dedicarte a la literatura, sin dejar la fotografía. Eres súper divertida comparto muchas de tus aventuras con mis peques, sobre todo con el mas mayor que la sigue desde hace mucho y hablan de Valentina como su fuese parte de la familia, a veces me lo pregunta: pero Valentina es mi prima? Y le digo que no, pero no entiende mucho el que yo pueda ver las fotos y me dice; y porque tienes tu fotos de ella? jajajaja Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Es lo que me encanta de que se lleven tan poquito los míos, verles jugar a todo juntos, inventarse juegos (y juguetes! que es un mañoso Mateo que no veas!), "conspirar" hablándose al oído y contándose sus cosas entre risas... ayns, que bien me lo voy a pasar en verano, con la de cosas que queremos hacer!!
    Disfruta muuucho (sé que lo haces, pero por si se te olvida!!), que el tiempo vuela!!
    besotes

    ResponderEliminar
  8. Yo no soy su madre, pero tampoco me canso de mirarla, ni me canso de leerte... que bonito Eva.

    Las fotos son preciosas, Valentina y Amanda cuando sean mayores sabrán el tesoro que tienen, con tantos momentos fotografiados por ti.

    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tu blog!!! que guay poder leerte!!!

    Me identifico un montón contigo porque yo soy la quinta e última y también me llevo un montón con todos mis hermanos.

    En cuanto a lo de jugar... está bien que le dejes sus espacios de vez en cuando para favorecerle la fantasía y la creatividad. Ellas contentas con tener tu presencia mientras haces cualquier cosa.
    Es una pasada poder escuchar lo que imaginan, con lo que se emocionan y volver a descubrir con ellos todas esas pequeñas grandes cosas.

    Besos Eva!

    ResponderEliminar
  10. Me gustas más si cabe ne blog, Eva!! En cuanto termine de estudiar voy a releer el post, que me ha encantado! Seguid siendo así de felices! :)
    Un besico!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan esas zarpas, y la sabana con esa fantástica mezcla de fauna... y esa sonrisa con los dientecitos de Bob Esponja.
    Yo lamento no ser tan paciente, pero sin lugar a dudas debo tener otras cualidades (como mami y como tía Papipo).
    Me fascina asomarme aqui cada día y ver cositas que me pierdo de vuestra vida, jijiji. Soy una fisgona, lo sé....

    ResponderEliminar
  12. A ver si me deja escribir...

    Yo soy la pequeña de 7 hermanos y bueno, los demás son muuuuy seguidos, cada año y medio caía uno, así que yo que era 3 años más pequeñas que la anteúltima siempre estuve descolgada pq los demás tenían buen rollo entre ellos. Mis padres a veces intentaban obligar a la anterior a jugar conmigo pero ella ya estaba a otras historias. ASí que desarrollé una gran imaginación, me montaba yo sola las historias, pintaba, hacía manualidades, jugaba con las muñecas, ... y bueno, la verdad es que en aquellos tiempos, y más con 7 hijos, los padres no pasaban la tarde 'jugando' con nosotros como hacemos ahora.

    Yo intento jugar mucho con ellos, siempre estamos haciendo cosas, pero tb me encanta dejarles jugar a su bola y, sobre todo, jugar juntos. Y tú le ha dado a Valentina el mejor juguete que podías darle, una hermanita, ya verás cómo dentro de nada se montan su mundo paralelo!!

    ResponderEliminar
  13. como te vas a cansar de mirar una cosa tan bonita!!!!
    Y Rayu....siempre ahí!!

    ResponderEliminar
  14. Mmmm... Cuantas cositas!!!! Me encanta fisgonear a Valentina con sus juegos... me recuerda mucho a Jorge!!! Aunque con menos brío (creo) ël es muy paciente, por eso, supongo, le encantan los puzzles y tiene mucha, pero muuuuuucha paciencia para hacerlos (ese de Djeco, es muy chulo! ya lo conocíamos... ;) )
    Y los trenes y la historias inventadas. Este está ahora con que es un conejito blanco (de un episodio de David el Gnomo)o un dinosaurio (por supuesto, de george!!!) Son la monda. Me encanta disfrutar de esta etapa tan requetelinda...
    Besos, familia!!!

    ResponderEliminar
  15. qué preciosas tus palabras...eres una super mama :) me ha encantado eso de "acompañar". yo estoy leyendo mucho últimamente sobre otro tipo de pedagogías alternativas y aunque me queda mucho camino por recorrer, creo que es la opción más acertada en este mundo tan loco y vacilante.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo contigo! Yo también juego un montón con ellos.
    Por cierto, tenemos el mismo puzzle de las gallinas.:-)

    ResponderEliminar
  17. Hay momentos en que estamos muy ocupados pero me encanta Valentina tenga una mama que casi siempre dice que si a jugar

    ResponderEliminar
  18. Luisina... que TU me digas que escribo lindo es el mayor de los elogios! :-) Eso es lo que quiero yo también... llenarles la vida de alegría! :-)

    Os Tartarouchos... que interesante tu otro punto de vista... claro, las mías todavía son muy chiquitas... pero Valentina ya disfruta jugando con sus compis del parque... y claro! supongo que ambas cosas son compatibles no? Cosas diferentes les damos los papás y sus amigos... Llegará ese momento claro.

    Ana... Rayuela ahí atrás espatarrado dormido es mi parte favorita de esa foto :-)

    Rebe... jajaja, no los tuyos no se aburren no! :-)

    Malu... qué bien que ya pudiste!!

    enaR... no soy super nada lindiña. Solo una mamá más intentando hacerlo lo mejor posible... con sus alegrías y sus días malos como todo el mundo! Y con mil millones de dudas e inquietudes! :-)

    ResponderEliminar
  19. Eva como mueven tus letras. Y la imagenes ni que hablar. El domingo Juan cumple 4 y yo no salgo de asombro, no deja de sorprenderme, ahora quiere hablar en inglés y me pregunta como se dice cada cosa. Imposible cansarse de verlos.
    La culpa que me causa los no puedo jugar/pintar o lo que sea que me pida hacer con él porque algo me ocupa en ese momento, pero cun un peque se complica un poco.
    Él va a jardín desde los casi 2 años y la seño que tiene ahora dice que está bueno que se aburran de vez en cuando, porque eso les abre la mente, que no nos crucifiquemos porque dicen que estan aburridos planifiquemos carreras de divertimentos.

    Algo sabrán, han estudiado para aconsejarnos.

    Saludos

    Luarit

    ResponderEliminar
  20. Me encantan tus niñas.
    Al ver las fotos, con su ropita no parecen las tipicas niñas de mamá vestiditas siempre de rosa/rojo con vestiditos y faldas imposibles. Como he leido en alguna de las entradas, lo que te importa es que estean comodas, y si, es cierto.
    Tengo esta misma sensación con los juguetes, le enseñas cosas diferentes y divertidas, sin ceñirte a los juegos que son "más para niñas", por eso te mereces un monumento, no sé, creo que los niños deberían jugar a lo que le gustase, independientemente de su sexo. Me acuerdo que cuando mi hermano era pequeño, le gustaba jugar con mis muñecas. Mis padres le reñían y se las quitaban, y a escondidas iba yo y se las dejaba (jajajaj).
    No tengo hijos (soy muy joven jaja) pero me encantan, de hecho el próximo año comenzaré una carrera y por supuesto, estará relacionada con los niños.

    Creo que aparte de la ternura enorme de tus fotos, esto es lo que a mi personalmente me transmiten a simple vista, y por eso, me encantan (un día estaba viendo tu galería de flickr y vio mi madre las fotos y lo primero que dijo fue "que niñas más feitas" jajaja es que es cierto).

    Un saludo y un beso enormes ;)

    ResponderEliminar

encantada de leerte