7 de noviembre de 2012

{41.52} momentos: preparándonos para el gran día

Hoy vengo con ganas de hablar (estoy un poco verborreica últimamente), casi no traigo fotos, pero si una chapa de aquí a mañana. Eso sí, antes de empezar a aporrear el teclado como una posesa dejen que me explique: estoy editando con retraso, para variar, nunca consigo ir al día!. Esto ocurrió hace unas 3 semanas... así que vamos a retroceder en el tiempo, como en las películas y hacemos como que es presente, aunque sea pasado si? (es que si no me voy a liar con los tiempos verbales! jaja!) Pues eso, activen su modo flash-back y si quieren, sigan leyendo. 

La semana que viene empieza a lo grande. El próximo lunes será 15 de Octubre, y ese día... a las 10:00 am de la mañana hará 3 años que Valentina llegó para formar parte de nuestra nueva vida de papás.
Hoy no me voy a poner melancólica, porque seguro lo haré cuando escriba sobre su cumpleaños (agarraos para el tocho-post, por cierto, va a ser un empacho) Hoy vengo a poneros un poco en "antecedentes" por si después algun@ se siente abrumado con el despliegue.

Los dos cumpleaños que hasta ahora ha celebrado mi niña mediana han sido "sencillitos". Quiero decir que, aunque si, los celebramos, pues bueno, no hubo super fiesta, ni requete mil invitados, banquete a lo boda ni nada parecido. No porque yo no quisiera (o también por eso), sino porque no era el momento. Los astros no se alinearon. No era el momento.

En su primer cumpleaños la peke era DEMASIADO peke. Es decir... no se hasta que punto podría apreciar determinadas cosas de una cumple-fiesta al uso. Con un añito de vida, vernos tocar palmitas o cantar y bailar a su lado ya era una fiesta para ella. No hacía falta más. Bueno, ok, si le dejabas algún globo para jugar mejor, más diversión, pero vamos, no hacía falta una guirnalda con purpurina, por ejemplo. No obstante, era su PRIMER cumpleaños, así que ALGO había que hacer. Y "algo hicimos": lo celebramos, si, pero en familia. Comimos todos juntos en casa de la abuela, y las tías hincharon globos. Hubo tarta para los mayores - Valentina por aquel entonces no tenía especial interés por el dulce - y para ella una especial para que soplara su velita (un riquísimo mini-bocata de jamón del rico, os acordais?) A mi me daba un poco de cosa no hacer "nada más", así que al menos intenté hacer alguna foto decente. Fracasé estrepitosamente porque, como siempre en estos casos, me pudo la emoción del momento. La cocina de la abuela es un lugar que no me gusta para hacer fotos (me cuesta muchísimo con esa luz y esos muebles oscurísimos), así que improvisé un tinglado de sábana sobre cama + sábana de fondo agarrada por mis sobrinos, frente de una ventana. El set malísimo (en qué estaría yo pensando?), la ruedita de mi cámara se movió accidentalmente justo antes de hacer las fotos... y bueno plop. Que ni fotos decentes hubo.

Cuando cumplió dos añitos... fui todavía una mamá más desastre. Ni fiesta organicé... ni siquiera le compramos un regalito! Es verdad que justo el día anterior acabábamos de llegar de pasearnos por la Bretaña Francesa (y por París... ahhhh Paris!), así que, bueno, estábamos todavía agotados por el viaje de vuelta (deshacer maletas - poner lavadoras... ya sabéis!) Yo seguía considerando que era demasiado pequeña para fiesta con amiguitos y demás. Y no necesitaba nada "material" en ese momento. Un viaje en familia me pareció un regalo más que genial (de hecho creo que es el mejor de los regalos) Pero confieso: cuando llegó el día y yo no había preparado nada, pero NADA, me sentí un poquito culpable. Menos mal que tengo a la super-fámili siempre dispuesta, y entre mi madre, hermanas y cuñado (que es el repostero oficial de las tartas de cumpleaños de galleta-crema-chocolate) prepararon de nuevo globos + comida para todos y regalitos lindos para la peke. Esta vez ni sábanas llevé. No podía con el cuerpo! Alguna foto hay... pero anecdótica :-)

Total, que llegamos al tercer aniversario... y os digo que casi estuve de nuevo por dejarlo pasar con suavidad. Que si no sería todavía "demasiado" pequeña, que lo mismo la fiestorra la abruma más que la divierte, que si tendré tiempo (y energía) para organizarlo... blablabla. Mil excusas. La que más me pesaba era el DÓNDE. A mi lo de una fiesta de interior con niños chiquitos... uff, la verdad que no me apetecía demasiado. Desde luego, yo cuando me imagino una fiesta para los pekes más pekes inmediatamente pienso en un campito y todos correteando por ahí. Y ahí estaba el tema: Octubre en Galicia. Corretear por el campo? JA! Hombre, con chubasquero y botas de agua tal vez!! Total, que yo quería, pero me parecía tremendamente arriesgado montar todo el tinglado, que Valentina se ilusionase, que movilizáramos a los invitados... y después cancelar en el último momento por un tema metereológico más que esperable. Uy, no, no, no me complico, no hago fiesta.
Y allá vino Pepito Grillo a sacudirme: Pero... será posible? Si ya es una niña mediana! Que ya va al cole! En serio no vas a hacer una fiestita? Eso de que llueva es una excusa!! Prepara un plan B, haz una fiesta "bailando bajo la lluvia" o lo que sea, pero sacúdete esa pereza YA!
Y qué razón tenía. Arranqué. Encontré un plan B por si la lluvia y me puse manos a la obra. La locura empezó en cuanto tecleé "fiesta de cumpleaños" en San Google. Madre mía cuantas páginas geniales que se dedican a organizar estos eventos y a vender material preciosísimo para prepararlo todo tu misma! El despendole culminó cuando seguí buceando en Pínterest. Ahí si que ya la liamos. Mi perdición... YO QUERÍA HACER TODAS ESAS COSAS! Os diré que no daba un pataco por conseguir organizar nada... pero desde luego sin intentarlo no iba a quedar la cosa.

El primer paso era la mini-celebración en el cole. Me apetecía mucho preparar algo juntas (más o menos, ja) para regalarle a sus compañeritos... Pero... qué? Galletas? (soy terrible haciendo galletas!), "chucherías"? no gracias, otra cosa de comer? (transporte complicado, enguarrindongar en clase). Ay qué difícil, no se me ocurría nada! Y allá me fui con todo el morro a pedir ayuda. Un gritito de socorro en fb y MADREDELAMORHERMOSO!!! Qué de ideas todas geniales! Un millón de gracias desde aquí a los que aquel día me enviasteis kilos de inspiración. Guardé TODAS LAS IDEAS en una notita y en mis tablones de pinterest para próximos eventos. Me costó decidirme, pero al final entre todas las sugerencias, me quedé con una de las de Luisina, era algo BB&B que además me parecía que sería capaz de hacer...

Y así fue como nos pusimos manos a la obra: a fabricar mini-pizarritas.

20121014Con-Val-pizarritas-cumple008-R3-BLOG

Fue divertido fabricarlas y a los niños les encantó!
Del resto de los preparativos y del fiestorro os hablaré la próxima semana. Antes me queda contaros el pre-cumpleaños (esta vez lo celebramos primero en el sur), jajaja, ya suena a boda no? jajajaja!

Ah! y no me olvido. Publiqué algunas fotos en instagram de las pizarritas, y alguien me pidió un tutorial. No tienen ninguna ciencia, pero si queréis mañana vengo y os lo cuento si?

Feliz miércoles!

8 comentarios:

  1. Así ando yo también buscando inspiración para el cumple de mi peke, 4 añitos y todavía no le hicimos una fiesta con amiguitos del cole...ese diciembre será la primera y también tengo ganas de hacer todo lo que encuentro por la red!!
    No dejes de explicarnos mañana lo de las pizarritas que me han encantado!!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades adelantadas-atrasadas a Valentina!! Quiero a tus niñas y no las conozco (qué extraño, no?) Y felicidades a ti, por disfrutar de tu vida así y por hacernos disfrutar a los que te leemos. Y sobre todo enhorabuena por ser tan generosa.

    ResponderEliminar
  3. Ay, sí, Eva, a mi me encantaría hacer de esas pizarritas. Están hechas con cartulina-pizarra? vi hace tiempo que vendían en holamama.es, pero no sé si es eso y en cualquier caso no sé hacer esas pizarras tan monas.
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. A ver cuéntame lo del regalo, que es altamente interesante.

    Pizarritas con qué?

    Me voy a instagram volando

    ResponderEliminar
  5. ¡Sí, por favor, tutorial de pizarritas! Y seguro que Valentina tuvo una fiesta sencilla y preciosa, de esas que llegan al corazón, como cada año el día 15 de octubre.

    ResponderEliminar
  6. ais.. ya tercer cumple virtual que celebramos con Valen..y cada año mas especial!
    yo tmb pido tuto de las minipizarras...fueron geniales..y las mega-tizas!! donde se compran Eva?????

    esperamos tus siguientes post..pacientes...siempre es una gozada leerte!

    besiños mil

    ResponderEliminar
  7. Post listo y programado. Mañana a las 8:30 el tutoríal de las pizarritas aquí mismo. 😊

    ResponderEliminar

encantada de leerte